lunes, 1 de julio de 2013

Llega “Esclavo de Dios”, una polémica película sobre el atentado a la AMIA

En breve se estrena una coproducción que en tono de policial cuenta lo acontecido en 1994. En Venezuela debutó en los cines con mucha controversia con los “chavistas”.



Filmada en Argentina, Venezuela, Uruguay y Estados Unidos, “Esclavo de Dios” es un “thriller” policial que cuenta la historia de Ahmed, un terrorista islámico, y David, un agente del Mossad israelí, cuyos caminos se cruzan durante el atentado contra la AMIA en 1994, donde murieron 85 personas.

El filme, cuyo estreno aún no tiene una fecha fija, pero se estima se podrá ver a fines de julio o principios de agosto (el atentado ocurrió el 18 de julio), marca el primer largometraje del director venezolano Joel Novoa, y está protagonizado por el actor kuwaití Mohammed Alkhaldi, que interpreta al terrorista islámico, y por el argentino Vando Villamil, que encarna al agente del Mossad.
Financiada con fondos argentinos (Aleph Media), venezolanos y españoles, Novoa, de 27 años, la define como una “película internacional” que supuso un desafío importante de logística.
“En total tardamos dos años en filmarla. Los efectos especiales y las escenas de acción requirieron un gran esfuerzo, además de filmar en cuatro países distintos”, contó a Efe.
La “obsesión” de Novoa con los atentados terroristas tiene un origen particular: el 11 de septiembre de 2011 debía viajar de Venezuela a Miami para luego abordar uno de los aviones que finalmente terminaron estrellándose contra las Torres Gemelas, pero se enfermó de dengue y no pudo viajar.

“Desde ese día me he convertido en un obsesivo sobre el tema”, confiesa, al recordar que dirigió también un cortometraje basado en el atentado contra cuatro trenes suburbanos ocurrido en Madrid el 11 de marzo de 2004, conocido como 11-M.
Novoa, que tiene familia argentina y vivió “más de un año” en Buenos Aires, dice que el caso de AMIA “siempre” le llamó la atención y le inquieta que aún no se haya encontrado a sus autores.
Para la película, el realizador se sumergió en un proceso en el que entrevistó a más de 100 personas, entre sobrevivientes, familiares y personas que han investigado el atentado.
El guión fue escrito por Fernando Butazzoni, escritor uruguayo finalista del Premio Rómulo Gallegos 2009; y por su parte la banda sonora estuvo a cargo del músico Emilio Kauderer, quien participó también como compositor en la película ganadora del Oscar “El secreto de sus ojos”.
“Esclavo de Dios” se estrenó la semana pasada en Venezuela rodeada por una polémica entre su director y grupos chavistas, que la acusan de ser antiárabe.
Y días antes de su llegada a las salas de cine, el pasado jueves, el movimiento chavista Foro Itinerante de Participación Popular emitió un comunicado en el que pidió boicotear la película y la acusó de hacer un “manejo errado de la realidad que viven pueblos como el Líbano y Palestina”.
Para su director, estas críticas “son comentarios sesgados basados en un tráiler de apenas dos minutos, porque no han visto la película”.
“La película no toma posición, no hace propaganda de nadie. Se adentra en la mente de ambos extremistas, no es antiárabe”, afirmó.
Novoa afirmó que con su película buscó “generar discusiones sobre la tolerancia”.
“Lo que yo quiero transmitir es la importancia de entender al otro; la única lucha es contra los fanatismos. La película, al final, a lo que llama es a ponerse en los zapatos del otro”, sostuvo finalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada